El Camino, actualmente, no presenta peligros, no obstante debes cuidarte y ser prudente

  • No bebas en fuentes, si no tienes, la certeza de que sean Potables.
  • Lleva siempre Agua o bebidas Isotónicas. Te recomendamos, llevar una pequeña ración de sal y bicarbonato, en caso de anomalías adquiere suero fisiológico.

En bici

El Camino en Bicicleta – Consumer.es
Organización del equipaje en bicicleta:

  • Hay que llevar el peso equilibrado para que el pedaleo sea lo más cómodo posible. Para ello hazte con alforjas o parrilla en la parte trasera, un triángulo hombrera para colocar bajo la barra del sillín y guardar las herramientas;es muy práctico  una bolsa para colocar en el manillar, ya que puedes guardar ahí la documentación o las rutas del camino.
  • Remedio improvisado: En caso de sentir frio en las bajadas, debes recurrir al truco de los periodicos en el pecho  .
  • Circular siempre en fila india. El circular en V, reduce el esfuerzo, pero conlleva el uso de un sentido de circulación, lo cual agrava el riesgo de accidente por atropellos.
  • Usar siempre chaleco reflectante y en los días de lluvia debería dotarse el impermeable de tiras reflectantes.
  • Usar siempre Casco
  • Si circulas de madrugada o al atardecer, usar bicicleta con dinamo, para alimentar el foco de luz.
  • No llevar nunca mochila a la espalda, siempre alforjas.

A Caballo

  • Al menos de no ser un experto ,es mejor ir varios jinetes en grupo .
  • Cabalgar siempre en fila india.
  • Recomendamos no efectuar largas etapas, pero varias paradas en cada etapa, para descanso de los caballos y estiramientos de piernas.
  • Excepto para jinetes expertos, se debe sustituir el sombrero de equitación por casco y en caso de poca practica usar casco rígido, como protección ante caídas.
  • Puede ser util llevarse numeros de telefono de veterinarios y herraderos de la zona donde vayan.

Andando

  • Los primeros dias aconsejamos no exagerar tanto en distancia como en ritmo para ir acostumbrando el cuerpo. Hacer 35 ó 40 kilómetros el primer día es fácil;pero no lo será tanto retomar la marcha al dia siguiente. Por lo tanto, los 4 ó 5 primeros días son los más delicados, y en los cuales es normal padecer dolores musculares, especialmente en las piernas, espalda y hombros.
  • Siempre que andes por carretera o tengas que cruzarne una, hazlo con mucha precaución. Hay que tener en cuenta que el peso de la mochila y el cansancio retardan los movimientos en caso de necesitar una reacción rápida. Además, siempre debes andar por la izquierda para tener a la vista los coches que circulan más cerca de ti, y cuanto más alejados de la calzada mejor. Afortunadamente, y en especial en el Camino Francés, hay pocos tramos de camino que transcurran por carreteras con tráfico.
  • Andar de noche es poco aconsejable y, en todo caso, se debe llevar ropa reflectante para que los automovilistas vean claramente nuestra posición.
  • Excepto en el supuesto de un impedimento físico importante,el coche de apoyo para transportar las mochilas es innecesario y desaconsejable. El motivo principal es que limita la libertad de decidir en cada momento dónde hacer noche, y la libertad de ir haciendo las cosas según vayan surgiendo sin depender de unos condicionantes que no forman parte del propio Camino. Además, el cuerpo se acostumbra en pocos días a andar con el peso de la mochila y, si éste no es excesivo, no supone un esfuerzo demasiado superior al de andar sin este peso. Como es lógico, en la mayoría de los albergues se da prioridad de plaza a los que van a pie o en bicicleta respecto a los que llevan coche de apoyo.
  • Si tus botas han quedado empapadas por la lluvia, un truco para secarlas por dentro,es poner varias hojas arrugadas de periódico bien apretadas. Al cabo de unas tres o cuatro horas las sacamos y ponemos otras. Con dos o tres veces que repitamos esta operación será suficiente para que el papel absorba toda el agua y las botas nos queden bien secas.

La mochila:

No aconsejamos que sobrepase el 10% de tu peso incluyendo el peso del agua, orientativamente unos 7 kilos . En el Camino encontrarás todo lo que necesites .Debe ser anatómica y de altura regulable para adaptarla mejor a la espalda , es importante para evitar la acumulación del cansancio y la excesiva carga en la espalda y los hombros.

Disposición del material en la mochila:

Seria ideal colocar el material en la mochila separado con bolsas de plástico (que no hagan ruido para no molestar a los compañeros de albergue), y poner las más pesadas en la parte inferior y más próxima a la espalda (para mejorar el punto de equilibrio). También resultará más cómodo disponer las cosas de tal forma que siempre tengamos la cantimplora y la cámara fotográfica a mano; así no será necesario descargar y cargar la mochila cada vez que queramos beber o hacer una fotografía.

  1. Estos consejos me serán de mucha utilidad

Deja una Respuesta