El Camino de Santiago es un reto de superación para cualquier peregrino. Conlleva consigo una preparación, independencia, esfuerzo y paciencia, necesario para aprender a disfrutar el camino con sus dificultades. Día tras día, etapa tras etapa, se superan obstáculos a través de pequeños objetivos para llegar a la ciudad de Santiago de Compostela.

Planificación

El primer consejo que te podríamos dar para disfrutar del Camino es la planificación, ya que debe ser acorde a nuestras posibilidades físicas. También deberás tener en cuenta, como ya hemos mencionado, la época del año y la climatología, la vestimenta, el qué llevar, etc.

Lo más importante es que adaptes la etapa a tus posibilidades, planificando en todo caso la distancia por recorrer.

Peregrino, tu equipaje

Obviamente, el equipaje es parte del Camino y necesario. El peso recomendado en al mochila no debe superar el 10% de nuestro peso, es decir, el primer dígito de nuestro peso. Si te quieres librar del equipaje y andar sin él duranteu na etapa, puede lo prescindible al final del Camino, hacer envíos intermedios (etapa a etapa o cada tres etapas, por ejemplo). Desde infoperegrino te recomendamos JACOTRANS, servicios al peregrino. Os darán la posibilidad de que disfrutéis al máximo de vuestra aventura con seguridad y garantia.

Lo óptimo de mandar la mochila será que dispondrás de más tiempo para visitas, descansar, etc.

Alimentación y albergues

Además, te recomendamos comer continuamente y, respecto al descanso, los albergues no son hoteles: respeta el silencio. Además, recuerda que los ciclistas no tienen preferencia hasta las 20h, por lo que si eres ciclista, como si no, aprovecha para llegar lo más pronto a tu meta para poder optar a cama en el albergue público.

Napoleon Hill, autor norteamericano, escribió “Piensa que puedes, y podrás”, una de las mejores frases que creemos define el Camino de Santiago, por la autosuperación que conlleva. ¿Tú qué opinas?

 

 

  1. Hola.
    Yo creo que el problema es no saber cual es la definición de “peregrino”. El ir en bici, a Caballo o en monociclo nada los diferencia si el objetivo es ir a Santiago. Deberían tener los mismos derechos en albergues como lo tienen en cualquier sitio. No se es más peregrino por hacerlo más veces o de una manera u otra.

  2. No tenéis razón con el comentario de los ciclistas. Hay ciclistas que hacen ,80 O más km. Y peregrino hacen 20 O 25, y la mitad de los mismos en pies ajenos , ustedes que les transportan las mochilas, algunos no tienen vergüenza a la hora de cobrar, Lo digo porque lo sufrí en mi bolsillo en el año 2013, Empecé en Roncesballes y tube problemas y empecé pagando 10 euros y termine pagando 3 euros. Lo cierto que siempre llegó todo a su destino din problema hoy en día lo tienen ustedes demaseado comercializado y algunos se pasan un pueblo cobrando y dando consejos para confundir a los peregrino. Esto lo dice un peregrino que ahora va en bici, y son ya más de 3o en bici, y dos completos andando más de 30 días, y dos desde Ponferrada . Así que no hay que confundir al personal. Y tratar mejor a los ciclistas. Todo esto lo puedo demostrar.También les puedo decir que hay albergue públicos que no tienen nada qué envidiar a los privados

    1. Borja Paredes

      Buenos días Emilio,

      Agradecemos tu comentario. Realmente se ha marcado esa hora en los albergues para que los caminantes tengan prioridad, es decir, se entiende que antes de las 20:00 los peregrinos caminantes ya llegarían al final de etapa, por ello se establece esta hora. Depende de qué población sea y del albergue, pero es una norma general. Por supuesto que la planificación de las etapas depende de cada persona y, por tanto, los kilómetros varían: el Camino de Santiago es algo adaptable a cada uno.

      Lamentamos que hayas tenido una mala experiencia con los taxistas y que consideres que el sector está demasiado comercializado. Todos los integrantes de infoperegrino consideramos el Camino de Santiago como una superación personal y una aventura muy bonita.

      Por nuestra parte, nos podemos equivocar, pero nuestro objetivo es ayudar a los peregrinos y ser sus compañeros de viaje, en ningún modo, confundirlos. Los ciclistas, por supuesto, merecen el mismo trato que los peregrinos.
      Muchas gracias por tu comentario.

      Un saludo.

Deja una Respuesta