El Camino de Santiago es un reto de superación para cualquier peregrino. Conlleva consigo una preparación, independencia, esfuerzo y paciencia, necesario para aprender a disfrutar el camino con sus dificultades. Día tras día, etapa tras etapa, se superan obstáculos a través de pequeños objetivos para llegar a la ciudad de Santiago de Compostela.

Planificación

El primer consejo que te podríamos dar para disfrutar del Camino es la planificación, ya que debe ser acorde a nuestras posibilidades físicas. También deberás tener en cuenta, como ya hemos mencionado, la época del año y la climatología, la vestimenta, el qué llevar, etc.

Lo más importante es que adaptes la etapa a tus posibilidades, planificando en todo caso la distancia por recorrer.

Peregrino, tu equipaje

Obviamente, el equipaje es parte del Camino y necesario. El peso recomendado en al mochila no debe superar el 10% de nuestro peso, es decir, el primer dígito de nuestro peso. Si te quieres librar del equipaje y andar sin él duranteu na etapa, puede lo prescindible al final del Camino, hacer envíos intermedios (etapa a etapa o cada tres etapas, por ejemplo). Desde infoperegrino te recomendamos JACOTRANS, servicios al peregrino. Os darán la posibilidad de que disfrutéis al máximo de vuestra aventura con seguridad y garantia.

Lo óptimo de mandar la mochila será que dispondrás de más tiempo para visitas, descansar, etc.

Alimentación y albergues

Además, te recomendamos comer continuamente y, respecto al descanso, los albergues no son hoteles: respeta el silencio. Además, recuerda que los ciclistas no tienen preferencia hasta las 20h, por lo que si eres ciclista, como si no, aprovecha para llegar lo más pronto a tu meta para poder optar a cama en el albergue público.

Napoleon Hill, autor norteamericano, escribió “Piensa que puedes, y podrás”, una de las mejores frases que creemos define el Camino de Santiago, por la autosuperación que conlleva. ¿Tú qué opinas?

 

 

Deja una Respuesta